jueves, 25 de mayo de 2017

Burela, Lugo (Galicia)

Y ya en la última etapa de nuestra gira acompañando a nuestra hija por la geografía de España, hace no mucho estábamos en Huelva y ahora saludamos al Cantábrico, desde Burela preciosa ciudad que vamos a descubrir encantados. 

Burela pertenece a la Mariña lucense y tiene algo más de 9.660 habitantes, con un puerto de los más importantes de la costa Norte. Posee una gran flota pesquera, lo que ha atraído a una gran población emigrante sobre todo de Cabo Verde (África) foto wiki.

Además tiene una próspera industria conservera de gran calidad, también cerámica pues hay yacimientos de caolín e industria maderera. El turismo también representa un aliciente más.


Y nos disponemos a recorrer el largo paseo marítimo por los acantilados y calas de Burela, con varios kms. resulta una gozada caminar bien abrigados, deprisa y con la brisa alborotando los cabellos


La Marosa, Ril, El Caballino, El Portelo, El Penoural y el Cantiño, son los nombres que les dan a esta hermosas playas, hoy nos tocó nubosidad abundante y algo de lluvia, pero es lo que tiene Galicia...


Burela se llama así por la proximidad del río que desemboca cerca, el Burellum. El primer resto de poblamiento hallado aquí es un Castro, en un alto cerca de la costa. En el Museo de Lugo hay un "torques de Burela", pieza de oro de 23 quilates.


Ya desde la edad media se da la pesca de ballenas como actividad pesquera más importante. Burela con Felipe II pertenecía al obispado de Mondoñedo. En 1.994 se independizó de Cervo, creándose ayuntamiento propio.
 Y la anécdota del día fue la llegada a nuestro hotel del Presidente de Cabo Verde en visita a la numerosa comunidad caboverdiana, unas 500 personas, que trabajan en la flota pesquera de Burela. Le saludé, estuvo muy simpático y agradable. Llevaba mucho séquito. Luego supimos que estuvo en el Ayuntamiento con el alcalde y sus compatriotas. Os dejo el enlace del vídeo. 
Cabo de Burela, con su datación geográfica, latitud y longitud.
Y con Uxía Buciños, una buena amiga que compartió mesa con nosotros en este agradable restaurante con un buen mirador a la playa. ¡Que buena gastronomía tiene Burela!!!


Nos llovió en el paseo al puerto no pude sacar casi fotos. Pero si ver la flota amarrada a puerto, que aparecía solitaria. También a lo lejos el puerto de recreo. Lo que más se pesca es merluza, pez espada y bonito. Las antiguas salazón, ahora se han convertido en conservera que da empleo a mucha gente.

En 1.994 este puerto fue la base de toda la flota bonitera española, 350 barcos durante la llamada guerra del bonito (apresamiento del buque francés La Gabrielle)
Amanece en Burela....es hora de partir, nos esperan muchos kms. Nuestro plan de visitar las playas de las catedrales queda aplazado, Adiós Galicia, nos quedan tus recuerdos y el deseo de volver. 

Desde el hotel

miércoles, 24 de mayo de 2017

La Torre de Hércules, La Coruña, Galicia

Y aquí estoy después de haber subido los 235 escalones hasta el balcón de la Torre de Hércules, la única torre de origen romano, siglo I y la más antigua del mundo en funcionamiento. Contenta ante este maravilloso y deslumbrante paisaje. 
La leyenda dice que Hércules llegó en barca  y luchó contra Gerión, y fue aquí donde enterró su cabeza. Sería pues la continuidad del legado romano contra el Tartesio de Gerión. Hércules se casaría con Crunia, origen del nombre de Coruña. Hay además otra leyenda y es la que sitúa a Breogan, de origen irlandés o  mitología celta, personaje que tras la correspondiente batalla encendió una antorcha sobre un fuerte y explica el topónimo Bergantiños local. Origen del Faro romano.  


Pero si la meta es llegar, el camino también nos proporciona estos paisajes tan hermosos. Hay un parque con esculturas y paseos alrededor bien cuidado y acogedor.

En primer término el acuario Finisterrae, con un gran muestrario de las especies del cantábrico, rico en toda clase de peces, por algo los coruñeses están orgullosos de tener la primera flota pesquera del mundo. Al fondo el monte S. Pedro.
Y ya cerca de la gran torre, faro de la ruta entre el mediterráneo y el Atlántico Norte. Tiene 57 m. de altura, 36 corresponden a la construcción romana y 21 a la restauración de Carlos III, se construyó en los años 40 y 80 de nuestra era, entre los reinados de Nerón y Vespasiano. Se han encontrado inscripciones que en época de Trajano ya existía la torre. Su alcance del destello es de 24 millas y da 4 cada 20 segundos.


La batida costa coruñesa, llena de aristas y salientes, los romanos comprendieron que era necesario para la navegación un poderoso faro. Actualmente pasan por este punto cerca de 30.000 barcos anuales.

Su arquitecto fue el lusitano Cayo Sevio Lupo, oriundo de Coimbra. Se construyó como un prisma de base cuadrada. En junio del 2.009 se declaró patrimonio de la Humanidad por la Unesco.



En la foto de abajo se ve bien el mar a los dos lados del istmo, Orzán y la ría de la Coruña que comunican con la península en la que está construida la Torre de Hércules. La playa Lagoa. 




La rosa de los vientos a los pies de la torre, tiene 25 m. de diámetro y representa a los 7  grandes pueblos celtas que poblaron Galicia y por otro Tarsis la patria de Gerión. Autor : Correa Corredoira. 







Ara Solis, o altar del sol, según la leyenda hay un día que separa la vida de la muerte, y un día al año, en que el sol penetra por este altar y señala el finisterre, donde se acababa el mundo. Escultor Silverio Rivas. El parque celta que rodea la Torre muestra hasta 15 esculturas que embellecen este lugar. 

La torre en la edad media perdió su uso marítimo convirtiéndose en fortificación, después cayó en el abandono tras mil batallas, fue en el s.XVIII que Carlos III ordenó su restauración, la que vemos ahora es un revestimiento a los muros originales. 
Los Menhires de Manolo Paz, también representan al pueblo valeroso en lucha contra los invasores que a lo largo de la historia han pasado por estas tierras. Se encuentran también en el museo al aire libre del parque. 
Y desde Lagoa, dejamos La Coruña, que tan buen sabor de boca nos ha dejado....ha sido bonito....otras rutas nos esperan, vamos hacia Lugo en la última etapa de la gira.

domingo, 21 de mayo de 2017

La Coruña, Galicia

Retomando la gira de mi hija Coral Herrera Gomez, llegamos a La Coruña, capital de Galicia, ciudad situada al Noroeste de la península Ibérica y que tiene un marcado carácter marítimo y portuario. Está situado en las llamadas rías altas que son unas formaciones por las que ha entrado el mar, creando uno de los paisajes más bonitos del mundo.  
 La foto aérea muestra bien la península donde se enclava la población, su istmo da a la ría de La Coruña donde está el puerto y por otro lado al mar abierto, el Atlántico, en la ensenada de Orzán, donde se encuentra la misma playa y la de Riazor. Foto web.


 Llegamos con temporal, pero no impidió que al día siguiente tuviéramos esta preciosa estampa de la playa de Riazor que lucía así su festón de espuma blanca. 
Y la prueba del mal tiempo la tenemos en esta foto desde el coche con nieve en el puerto por donde tuvimos que pasar, es lo que tiene la aventura del viaje. 
 Pero también divisamos el paisaje típicamente gallego, dado por su clima atlántico de frecuentes precipitaciones, y suaves temperaturas, pues casi todas las borrascas entran por Galicia. Su hábitat siempre ha sido disperso, aunque la industrialización moderna ha creado ciudades importantes.




A Curuña tiene aproximadamente 215.000 hab. aunque el núcleo urbano
243.000 hab, y con el área  de El Ferrol, 655.000 y claro, presenta una densidad por km2 de las mayores de España.




El paseo marítimo es espectacular, lleno de esculturas que le dan un aire cosmopolita y atractivo.
La casa del hombre, es un museo cultural de carácter científico y monográfico del ser humano, además es interactivo, se puede y debe tocar, forma parte de la casa de las Ciencias junto al Aquarium  Finisterrae. Su forma es como una vela de un barco desplegada al viento, la ideó el arquitecto japonés Arata Isozaki y César Portela, en 1.995. Tiene 6.600 piezas de pizarra. Aquí fue donde Coral dió su Conferencia y Talleres.
 
Escultura de Fernando Botero, soldado romano, siempre dota a sus obras de una exageradas formas que las hacen inconfundibles. 


Y girando la cámara, al otro lado el monte San Pedro, muy recomendado pero que no pudimos visitar, tiene un ascensor para subir a la cima y admirar las impresionantes vistas que suponemos debe haber. 
Y otra vista más siguiendo hacia la izquierda. Una piensa que deberíamos vivir siempre al lado del mar.... ¿verdad?


Pero seguimos por este magnífico paseo hasta avistar la Torre de Hércules, nuestra meta. Allá lejos aparece,  pero las fotos las dejo para otro post. Merece un monográfico para ella sola. Soberbia. 


Escalera del hotel Riazor donde nos alojamos y que además se podía ver toda la bahía de Orzán. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...