jueves, 19 de junio de 2008

LA MORCUERA teñida de amarillo de retamas

El lunes pasado, y debido a que se nos habían olvidado las gafas graduadas en la casa de las monjas,tuvimos que volver de nuevo a Miraflores, así que aprovechando, aprovechando,nos subimos a La Morcuera. Normalmente solemos ir en invierno y un manto blanco la cubre. Pero ese día, se nos ofreció teñido del color del sol, todas sus laderas estaban cubiertas de retama. Fue una marcha muy breve, pero intensa.

El día estaba amenazador, pero disfrutamos de la soledad de la montaña, nunca la habíamos visto tan sólo para nosotros.
A la derecha el pico de las hilanderas, recordaba como en invierno las laderas heladas me hacían padecer vértigo y me bloqueaba sin poder andar, que mal ratos he pasado, suspirando por unos camprones -clavos que se incustran en el hielo impidiendo resbalarse-.
Los picos de la morcuera.


la foto no es muy clara pero se ven bien la altura, 1.796 m.

Amarillo y azul
Las vacas color canela, pacían tranquilamente, pensé en que sabrosa la leche si comían tantas flores¡¡¡¡

3 comentarios:

GLORIA dijo...

ES REALMENTE EN PARAÍSO GLO!
CON TANTO VERDE Y EL CIELO AZUL, LAS VAQUITAS PASTANDO Y ESE ÁRBOL REPLETO DE FLORES AMARILLAS ES UN OTOÑO EN PRIMAVERA TOTAL ♥

Anónimo dijo...

Yo, de pequeño, me harté de vacas pastando, pues lo tenía por obligación en época no escolar, había que ayudar a la familia y en cuanto llegaba S. Pedro, ¡Hala!, a la trilla. Cuidar vacas era muy aburrido para mí, además había que levantarse antes de salir el Sol, para estar en el valle con la fresca. Luego, regresar, enganchar y a trillar todo el día sin siesta, hasta la tarde, para volver al valle y regresar muy de noche.
En fin, ahora me gusta pasear y ver las vacas "JABONERAS", como las llaman por allí a las de ese color. "JABONERO", hijo de "JABONERA", era el semental de mi amo, que cuando le llegó su hora, tuvieron que castrarlo para convertirlo en buey, con más fuerza para tirar del carro. Yo casi lloré cuando lo vi de esta guisa, pues siendo toro (no bravo), era una hermosura de animal.
Sus descendientes, tiñeron de color los prados del lugar y años después había más ganado "JABONERO" que "JARDO" y "MORUCHO". Hoy lo recuerdo con nostalgia y cariño, entonces estaba harto, como digo, además, como el ganado y la cosecha no eran míos, no lo vivía con intensidad, sino como obligación.
Mañana lunes me voy a ir a mi pueblo hasta el Jueves, aprovecharé para cortar unas hierbas que han crecido demasiado con las lluvias y son peligrosas. Lo siento por ellas, pero ya cumplieron su ciclo natural de hermosura, de color y polinización. Un saludo, José María.

Glo dijo...

gloria, méxico, está bien el juego de palabras ES UN OTOÑO EN PRIMAVERA TOTAL ♥ me gusta.

josemary, me has hecho recordar tus escritos sobre tu infancia de trabajo duro, ayudando a tus padres en una tierra tan parca en recursos. que de cosas sabes sobre las vacas¡¡¡ y el relato sobre el semental convertido en buey es tremendo. ¿cómo es el color "jabonero"? ¿ylos otros colores? ¡cuantas preguntas me surgen¡¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...