lunes, 2 de junio de 2008

YOGA CON PERMISO DE LA LLUVIA


Me decía una persona que asistió a la sesión, que estuvo a punto de operarse de una hernia discal, -la pronosticaron que tenía 80% de posibilidades de quedarse en silla de ruedas- y comenzó a trabajarse el tema con el yoga. No hay milagros. El yoga es trabajo. Sólo trabajo. Además de concentración y profundización espiritual...

Preparando las colchonetas aislantes, fue una gozada, disfrutamos oyendo el trinar de los pájaros y viendo

La esfinge con su porte inmutable nos contempla afanandonos en los preparativos

Puerta de El Capricho al fondo amplias avenidas


me gustaron que no me resistí, por su originalidad..

El sábado y con permiso de la climatología, nos reunimos 50 personas aproximadamente para hacer Yoga en el Capricho, a pesar de la humedad reinante con buenas colchonetas pudimos realizar una tabla básica, los profes iban descalzos pisando el cesped y se sentían divinamente, yo pensé que íbamos a coger un rehuma, pero nada, al contrario nos cargamos de energía.


En esta colina coronada por un bello templete, completamos la sesión, con una meditación llena de buenas vibraciones, desde aquí se divisaba buena parte del trazado del laberinto del jardín, pero lo mejor fue la mirada interior, durante el tiempo que cerramos los ojos y nos fundimos con la naturaleza.

Luego Jesús nos hizo un recorrido turístico por el jardín,

Hortensias rosas , al fondo la cascada

Hortensias azules ¿sabéis por qué del diferente color?


este parque fue obra de Dª Josefa A. Pimentel, Duquesa de Osuna que lo construyó bajo las influencias italiana y francesa dominantes de la época -siglo XVIII-, cuando a su marido lo nombraron virrey de las Américas. Después de pasar por diferentes manos, ahora pertenece a Patrimonio Histórico y lo gestiona el Ayuntamiento.
Aquí nos subimos al palacete para inmortalizar el momento, les pillé sin prepararse, pero fue a propósito...

8 comentarios:

Jacqueline dijo...

Qué lindo Gloria, no tengo palabras ♥

Anónimo dijo...

Gloria, has hecho una crónica de la jornada de yoga del sábado en el Capricho que me ha gustado muchisimo.Además,puede que influya que la comparto totalmente. Fué una mañana deliciciosa. Lo bien que te sientes después, con mucha mas energía, a la vez que relajada, compensa el madrugón.

Las fotos que has intercalado me parecen muy bonitas. Un abrazo. Asun.

glo dijo...

jacquelin, te invito a probar el yoga, no requiere mucho esfuerzo y los resultados son inmediatos.

Asun, desde que te conozco, siempre has sido una referente en yoga.

viki dijo...

Desde luego da envidia sana ver lo bien que estabais haciendo yoga... la verdad es que hasta los madrugones de las 7 de la mañana en los cursos de yoga merecen la pena cuando te llenas de esa energía y relajación...
Como se nota que somos de la familia Yogui...je,je

game gambling online lottery dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Un sitio maravilloso, las fotos fenomenales y los comentarios divinos.
Maricarmen

Anónimo dijo...

Me hubiera gustado estar con vosotros pero, las circunstancias mandan.
De todas las formas, gracias a tu reportaje,he vivido unos momentos bonitos y recordado otros que a consecuencia del yoga, est�n siempre conmigo y con muchos de vosotros.
Un saludo para ti y otro-muy especial- para los profesores.Mire

Glo dijo...

Miguel, ya echaba de menos tus comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...